08/11/2018

La Noche de los Museos y el Mercado de San Telmo

El próximo sábado 10 de noviembre, se celebra la 15º edición de La Noche de los Museos y el Mercado de San Telmo (Bolívar y Carlos Calvo) mantiene sus puertas abiertas hasta las 2 am. Desde las 20 hs hasta la madrugada, porteños, turistas y vecinos podrán disfrutar de pintura en vivo, acrobacia aérea, bailes y música, visitas guiadas, antigüedades e historia, acompañadas por la gastronomía cosmopolita de este nuevo polo gourmet que concentra todos los horizontes de la cocina internacional bajo una espléndida cúpula.

Esta noche mágica de Buenos Aires, moviliza a miles de personas para visitar los museos y espacios culturales de la ciudad que abren sus puertas en horario extendido con actividades gratuitas. En cada barrio, todos pueden descubrir tesoros públicos y privados de la mano de artistas, gestores y trabajadores de la cultura. Como cada año, es posible descargar un pase libre para viajar en las líneas de colectivo que acercan a los museos de manera gratuita.
Dentro del Mercado de San Telmo -un espacio único de más de 120 años, declarado Monumento Histórico Nacional- la oferta culinaria incluye desde comida callejera suiza (Je Suis Raclette), falafel y hot pastrami de Medio Oriente (Chelvíe), crepes franceses (Un, Dos, Crêpes), tapas y tortillas españolas (De Lucía), fish & chips, bifes y tartas de carne (Downunder), cerveza artesanal y bondiola braseada a la barbacoa (Hoboken), hamburguesas, hot dogs, y desayunos americanos (The Market Burger), pasando por panadería francesa (Merci), hasta productos regionales gourmet y picadas (Verde Oliva), empanadas y cocina criolla (El Hornero), choripanes artesanales de cerdo y cordero (Choripanería), chivito uruguayo y carnes argentinas (El Bar de Carmen), las más ricas pizzas y nachos (Penacho), variedad de churros dulces y salados (La Churretería), vino al paso (Nilson), alta coctelería (La Licorería del Mercado) y un café de delicias dulces (Chantal). Una feria de comida ¡que nunca se termina!
Un rincón en Buenos Aires donde deleitarse con sabores y delicias de todo tipo y cultura con el potencial de cualquier mercado europeo o de las principales ciudades del mundo. La propuesta gastronómica es complementaria y sinérgica: cada local ofrece un menú exclusivo que no compite con el resto, con cocina abierta a la vista del comensal, productos frescos comprados en el propio mercado y es atendido en forma personalizada por los mismos dueños.
Un paseo bien porteño ¡que brilla como nunca antes!
El Mercado de San Telmo fue inaugurado en 1897 con el objetivo de abastecer de los víveres necesarios a la nueva ola de inmigrantes que llegaba a la ciudad desde el Viejo Continente. El edificio conserva su estructura interna original, formada por vigas, arcos y columnas de metal con techos de chapa y vidrio. En el centro se alza una gran cúpula. El proyecto es de Juan Antonio Buschiazzo (1845-1917). En el año 2000, fue declarado Monumento Histórico Nacional.
A minutos del Obelisco, de fachada típicamente italiana e interiores amplios, el Mercado de San Telmo es un lugar donde pasado y presente se unen para ofrecer una experiencia única, combinando las antigüedades, artesanías, discos o juguetes viejos, los restaurantes, panaderías, carnicería, pescadería, verdulería y las miles de curiosidades que los visitantes podrán encontrar bajo su espléndido techo. Este ensamble de propuestas disímiles es el gran atractivo del paseo.